Refabricación

Cada estárter se despieza por completo y se lava, y su superficie se trata. Todos los componentes se someten a una inspección eléctrica y/o mecánica y se acondicionan. Los componentes defectuosos se sustituyen por nuevos. Las piezas de desgaste se cambian. A continuación, todos los componentes se vuelven a montar hasta formar un estárter completo. El control final de cada estárter se realiza en las más modernas instalaciones de ensayo de todo el mundo.

 

  • Piñón/engranaje de rueda libre:
    El piñón se sustituye si presenta defectos o desgaste. Los casquillos, los muelles y los rodillos también se sustituyen. A continuación, los componentes se someten a una prueba mecánica.

  • Cojinetes/casquillos:
    Se reemplazan por piezas nuevas.

  • Interruptor magnético:
    Se sustituyen todos los contactos y las conexiones.  A continuación, los componentes se someten a una prueba electromecánica.

  • Portaescobillas:
    Sustitución fundamental de las escobillas y las conexiones.

  • Rotor:
    Se limpian las superficies. El colector se tornea observando la medida mínima. A continuación, los componentes se someten a una prueba electromecánica.

  • Engranaje:
    Las superficies se limpian y se rectifican. Las piezas de desgaste se cambian. A continuación, los componentes se someten a una prueba mecánica.

 

Todos los procesos de refabricación están sujetos a un control de calidad permanente.

En cuanto a función y rendimiento, los estárteres refabricados son comparables con una pieza nueva.

 
Diese Website verwendet Cookies, um Ihnen die bestmögliche Funktionalität bieten zu können.
Mehr Informationen
This website uses cookies to give you the best possible functionality. More informationen
OK